LA TELARAÑA

domingo, febrero 8

Persistencia en el poema


La hilazón es complicada, y el tejido denso.

Hay entre las capas amazacotadas un respiro, una marca de silencio y luz, unas mínimas buhardillas, unos respiraderos casi invisibles: un hálito de transparencia por el que suspiras sin aspavientos ni gestos desmedidos.

Simplemente instalado en una celosía como exacta prolongación de lo propio y de lo ajeno.

Sólo te delata la atenta vigilia y acaso una discreta obstinación de la que no puedes sustraerte - ni aun si quisieras.




****


El sueño del equilibrio te produce vértigo.


****


La Telaraña en El Mundo.



Etiquetas: ,

1 Comments:

Blogger Mª Ángeles Herrero Gil de Muro said...

Amazacotadas no es una palabra muy poética, el resto me gusta.

27 de enero de 2015, 13:13  

Publicar un comentario

<< Home