LA TELARAÑA: r.i.p.

martes, noviembre 22

r.i.p.

LA MANO


Toca mi mano. Apenas es un guante

para el amor y la desesperanza,

apenas en las cosas se afianza,

apenas palpa todo un breve instante.



Toca en mi mano esta sombría tela

para el ansia de asir tanta derrota,

apenas es una tenaza rota,

apenas una rosa que se hiela.



Toca mi mano enjuta de aire triste.

Por las llaves del tiempo aún se desliza

con ademán ansioso de herramienta.



Apenas es ya fragua que resiste

y debajo del guante de ceniza

oculta el hueso su amarilla afrenta.


Leopoldo de Luis
Del libro Igual que guantes grises

Etiquetas:

5 Comments:

Blogger azuldeblasto said...

ufffffffffff

Me recuerda a mi abuela, se me encoge el estómago, le tomé la mano fria y rígida para despedirme: esa mano que siempre me acariciaba y le besé la frente helada antes de que cerrasen el ataud y la llevasemos al cementerio. Lágrimas muy amargas aquellas.

Saludos.

22 de noviembre de 2005, 11:02  
Anonymous Anónimo said...

Conservo una carta - o dos, ahora no lo sé - de Leopoldo... igual algún día me da por escanerla y dejarla por aquí...

Saludos!

Fx

22 de noviembre de 2005, 20:39  
Blogger azuldeblasto said...

Puedes ponerla cuando quieras, la leeremos con devoción.

Un saludo.

22 de noviembre de 2005, 23:58  
Anonymous Emma said...

La talaraña... una vez quise, mejor dicho, imaginé el concepto de la telaraña en mi lengua, jaja, tal vez no fui el primero, en fin, las palabras se volvieron añejas y 'mi corazón nunca le dictó a mi mano', con su permiso, me retiro a mis cuarteles de otoño

23 de noviembre de 2005, 19:37  
Blogger ruidoDEtacones said...

Es un bello poema.

Es el otoño, que en la mano presagia
la llegada del blanco y frío invierno

24 de noviembre de 2005, 0:42  

Publicar un comentario

<< Home