LA TELARAÑA: 49

viernes, diciembre 30

49

Hoy cumplo años. Felicidades.


****


Hipérboles



Los cuatro gatos del PSM se reunieron para celebrar su treinta aniversario. Felicidades. Nada mejor para ello que publicar un libro de cuarenta intelectuales -unos más y otros menos, porque la lista es variopinta- repensando el nacionalismo como si eso fuera algo digno siquiera de ser pensado. ¿Qué escribiría yo sobre el nacionalismo? ¿Una página en blanco, en rojo, en negro? ¿Un camposanto con las cruces de sus víctimas? ¿Un voluminoso ensayo sobre las guerras, las utilizaciones ideológicas, la ignominia? No me negarán que cuarenta intelectuales, no pensando, sino repensando, que tiene más guasa, sobre esa guarrería tiene su hipérbole. Debe de doler tener que llenar el vacío, el horror al vacío, con digresiones sobre nación, marco institucional, economía y cultura catalana, cuando la realidad visceral de su nacionalismo la tienen tan cerca, en sus propias juventudes, esas mismas que expulsarían de su curiosa nación, se supone que en barco de rejilla, todo aquello que no les gusta: la COPE, el PSOE, la Monarquía y hasta este diario [por El Mundo, edición balear]. Qué honor.

Cuatro. Cuarenta. Los números bailan a la espera de que unos 4400 -la cifra de los abducidos, todavía no se sabe si mejorados o simplemente lobotomizados, por alguna varita extraterrestre- simpatizantes de la Plataforma 31D celebren su Diada Nacional, que debería ser la nuestra, pero no lo es ni falta que nos hace. «La autodeterminación es la base de la democracia, un derecho que los pueblos tienen por el simple hecho de existir. Quien hoy niega la autodeterminación, niega la democracia», nos dicen por boca de su vocero Macià Calafat. Y a mí me entra la risa porque esas consignas las aprendí cuando era muy joven y todavía creía en las grandes palabras. Ahora me conformo con no creer en nada pero, sobre todo, con no imponer nada a nadie. Llega 2006 entre balances y buenos propósitos. Lo grave es que donde huele a podrido suele haber algo putrefacto y eso no lo arregla ni el paso del tiempo. Otra hipérbole.


Etiquetas:

8 Comments:

Blogger JQ - Cisne Negro said...

Felicidades y que podamos seguir reuniéndonos y disfrutando de tu genialidad mucho tiempo.

30 de diciembre de 2005, 12:37  
Blogger LUIS AMÉZAGA said...

Mi más sentido pésame. 49 es un número que quiere pero no puede. Espera a los 50 para celebrar algo redondo :)

¿En qué sede reparten el carné de intelectual?
"Repensando el nacionalismo" Esto me suena a cuando en la ONU se reúnen señores muy sesudos durante horas a discutir qué es el terrorismo. Y curiosamente no llegan a ningún acuerdo. Nominar y definir está complicado. ¡¡PANDILLA de...!!

30 de diciembre de 2005, 13:06  
Anonymous Anónimo said...

Gracias, JQ. Te espero mañana por la noche donde la pax:-))

No sé, Luis, 49 es un número muy muy amenazador ( el artículo creo que lo escribí bajo los efectos de esa amenaza, mala leche que me dió:-))

Abrazos a ambos!

Fx

30 de diciembre de 2005, 14:23  
Anonymous Anónimo said...

Muchas felicidades Juan!!! y feliz entrada de año.

30 de diciembre de 2005, 18:46  
Anonymous Anónimo said...

coño, que me quedo en el anonimato

Raúl.

30 de diciembre de 2005, 18:49  
Blogger ruidoDEtacones said...

Mi abuela decía:
de lo que oigas la mitad, de esa mitad quédate con la mitad y el resto ponlo en duda.


Feliz cumpleaños y un más feliz 2006.

30 de diciembre de 2005, 22:41  
Blogger JQ - Cisne Negro said...

Mejor no esperes. Puestos a ermitañear, yo lo hago mejor que nadie.

31 de diciembre de 2005, 0:23  
Anonymous Anónimo said...

Gracias Raúl y ruido de tacones. Saludos a tu abuela:-)

Me fallas, JQ, me fallas!! Y no creas, tengo mucha experiencia como ermitaño. Si vienes te puedo dar alguna leccioncita gratis. anímate!!:-))

31 de diciembre de 2005, 12:07  

Publicar un comentario

<< Home