LA TELARAÑA: cuestión de reflejos

viernes, febrero 3

cuestión de reflejos

En la vida casi todo es cuestión de reflejos. Lo malo es que resulta difícil domesticarlos, porque no es lo mismo alardear de ingenio en escenarios bajo control que hacerlo cuando tenemos los cinco sentidos en otra parte, o en ninguna. Tengo pruebas. El otro día me asaltaron, de buena mañana, dos intrépidos reporteros de IB3. Apenas había entendido la pregunta ni asimilado la situación y ya tenía la alcachofa encima. «¿Qué hace usted en su tiempo libre?» Sin duda, debiera haberme aclarado la garganta, componer la sonrisa y explayarme a gusto sobre los distintos significados del ocio o cualquier otra alegoría de similar factura, pero no, nada de eso. Me quedé en blanco: «Leo, escribo, paseo» balbuceé como un púgil en plena cuenta atrás. «¿Y qué libro está leyendo ahora?» me ametralló la periodista. Ahí sí me faltó el resuello: «Doctor Barlovento» dije, y me entró la risa. «No, no, Pasavento, Pasavento», añadí maldiciendo a Vila-Matas por no acudir en mi ayuda y hacerme desaparecer según sus postulados o, en su defecto, hacer añicos la cámara. Qué menos.

Por lo mismo o lo contrario, debía tener un mal día Marie-Claire Uberquoi, directora del Baluard, al admitir que el museo no cumple las expectativas «porque el arte contemporáneo es muy difícil».Bobadas. Mucho más difícil es que todos los poderes políticos le construyan a un particular un dúplex amurallado, unas ruinas de lujo, con su aljibe, minaretes e inmejorables vistas, y le dejen colgar ahí sus cuatro estampitas y toda su chatarra. Y venga luego, todos, a presumir de museo moderno, alta cultura y hasta de «estar recuperando la memoria artística balear». Menos lobos. Me parece muy bien, si les hacia ilusión, que se compren un Joaquim Mir al precio de un Van Gogh. No hay problema. Los coleccionistas de arte son algo excéntricos y ya se sabe que el arte no tiene precio. Pero que nos digan el número exacto de visitantes de pago. No por nada. Sólo por vergüenza… ajena.

Etiquetas:

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

¿De pago?.
Hay jornada de puertas abiertas contínuamente en es Baluard...

Me hubiera gustado verte en la tele, pero ya sabes, no la enchufo más que para las campanadas de fin de año.

Saludos.

Px.

3 de febrero de 2006, 9:20  
Blogger LUIS AMÉZAGA said...

La última vez que me introdujeron la alcachofa en las amígdalas fue la televisión local que es muy dada a estar todo el puñetero día en la calle preguntando. Querían saber qué opinaba sobre la construcción de un Auditorio en la ciudad. Les pedí 60 euros por responder. Me explicaron que ellos no pagan por las encuestas callejeras. Les dije que si ellos cobran por preguntar, yo tengo derecho a cobrar por responder, que es más difícil. Me mandaron a la mierda, y con razón.

3 de febrero de 2006, 14:24  

Publicar un comentario

<< Home