LA TELARAÑA: respuesta al debate en la red

sábado, noviembre 11

respuesta al debate en la red

El maullido de cuatro gatos en El Mundo.


Hay preguntas que dan bastante juego. Esta tiene su gancho, porque nos permite demorarnos unas líneas y estudiar -como si fuéramos espeleólogos- el territorio en que nos movemos. La primera impresión es que merodeamos arenas movedizas. Mal lugar. Analizarlo en profundidad tiene su peligro y nos obliga a traspasar los umbrales de la lingüística y plantearnos, incluso, si la progresiva degradación ética de una sociedad que vive, políticamente, del lado de la estupidez y la superficialidad paritarias, puede tener algo que ver con las carencias de un modelo que hace aguas por todas partes. Lo tiene. También podríamos preguntarnos, por ejemplo, si los vaivenes del bilingüismo real de nuestra sociedad la están conduciendo a una especie de esquizofrenia o trastorno bipolar -con sus episodios de euforia y depresión- en donde las discriminaciones en favor del catalán no hacen sino agravar los síntomas del paciente. Lo agravan.

Me dan ganas de llegarme -más que nada por continuar en los terrenos de la apocalíptica- hasta el mismísimo cambio climático y su más que posible influencia en la predisposición de acudir a las urnas de un electorado que ya no sabe si estamos todavía en pleno verano tardío o en un otoño de pega. Aquí sí que podríamos analizar las profundas divergencias entre cualquier ecologista del sentido común y todos los fundamentalistas carbónicos que se sienten -la ficción cinematográfica tira mucho- como los últimos hombres sobre una tierra asolada por los zombis, las torres enmaquetadas de Grande, los puentes caídos del Consell de Munar, los gastos desorbitados para inaugurar el Teatro Principal como si se tratara del futuro Palacio de Congresos o los socios con vínculos volátiles de Joan Verger.

Apostar por el Punto cat e instalarlo en la web del Parlament constituye, ante todo, una idiotez. Pero es sólo un azucarillo, que aunque haga muy felices a los catalanistas -pronto tendremos, de seguro, el día del orgullo cat- se acabará diluyendo en la inmensidad de una Red que apunta hacia unos niveles de integración mucho más dinámicos y globalizadores. No pasa, en definitiva, de ser una simple mariconada si la comparamos con los graves problemas que esperamos nos resuelvan los partidos políticos y no lo hacen. Perderán votos, sí. Más o menos los que ganarán Ciutadans de Balears si se presentan y apuestan, como desearíamos, por la libertad individual y la desobediencia frente a cualquier nacionalismo acaparador. Todos lo son.

2 Comments:

Blogger Manuela said...

Bastante interesante.
Estoy viendo tus demás trabajos y me gustan, sí. ya te diré.
Abrazo

11 de noviembre de 2006, 19:54  
Anonymous Anónimo said...

Gracias por tu opinión. Saludos!

Fx

13 de noviembre de 2006, 2:13  

Publicar un comentario

<< Home