LA TELARAÑA: el llanto de janer

lunes, julio 9

el llanto de janer

La Telaraña en El Mundo.




A un escritor hay que juzgarle por sus libros. Su obra es lo único que importa. Con un personaje público, sea escritor o experto en migrañas, hay que ser más inquisitivo y pasarle también factura por su gestión con los dineros y con las expectativas de todos. Algo tan simple no parece asumirlo Gabriel Janer Manila. A este hombre le pasa algo. Hace días aseguró que “la mediocridad, el sectarismo y la perversión definen la sociedad mallorquina”. Bien, si como retrato nos puede parecer una síntesis discutible y temeraria, como autorretrato se nos antoja una descripción magnífica, un monumento a la perfección absoluta, a la claridad diáfana en el azogue en llamas del resentimiento. Comprendemos que le duela perder la bicoca del IEB, su apretada y lujuriosa agenda de viajes, presentaciones y congresos, su notable influencia social y el cálido cobijo institucional del poder. No sé, pero resulta patético encontrarse a uno de los grandes beneficiarios del sectarismo catalanista llorando a moco tendido. Vivir para ver.

El victimismo de Janer llegó el viernes a extremos inusitados. Dijo de Palma que, “en esta ciudad de los horrores, aquellos que un día decidimos dedicarnos a escribir, somos perseguidos e insultados”. No sé si se refiere a los críticos literarios, a la prensa generalista o a ambos. Aboga incluso por un voluntario destierro –junto con su hija y con Biel Mesquida, dos ejemplos, según él, de escritores agraviados- a una de esas ciudades de acogida de escritores maltratados en origen. ¿Habrá que sumar esta violencia a las estadísticas de la violencia de género? Oh, mundo cruel.

Si días atrás yo bromeaba con este mismo asunto y con la situación de los escritores mallorquines en castellano, olvídenlo. Lo nuestro no es nada comparado a lo que, por lo visto, padecen el trío Janer y Mesquida. En fin, que les den, al alimón, el Ciutat de Palma, a ver si se animan y pelillos a la mar. Al fin y al cabo, ellos sí pueden ganarlo. Nosotros ya no.

Etiquetas:

3 Comments:

Blogger Cisne Negro said...

Qué penita...
Pero ahora con el Ciutat de Palma estarán más contentos. Como algunos escritores dijeron en el UH la semana pasada, "el Ciutat de Palma había perdido categoría siendo bilingüe". Supongo que ahora recuperará "crédito", el premio de marras.

9 de julio de 2007, 12:03  
Blogger Perlita de Huelga said...

Qué razón teneis.
Asi son menos a repartir.

9 de julio de 2007, 18:14  
Blogger Horrach said...

Pues yo estoy dispuesto a sufragar con mi bolsillo el reajuste vivencial de la Janer y del impresentable Mesquida (ese que, entre otras cosas, cobra un trabajo en la UIb cuando apenas se pasa por su oficina).

Sobre lo que dije el otro día de C's, de momento la cosa se aplaza, seguramente para septiembre.

saludos

10 de julio de 2007, 1:32  

Publicar un comentario

<< Home