LA TELARAÑA: la confusión

lunes, diciembre 15

la confusión

La Telaraña en El Mundo.



Convocar en Son Sant Joan, bajo el lema de Dones Gestionant, a un número indefinido de empresas tan sólo por el género femenino –yo diría que por su sexo, pero esa distinción parece rozar la grosería- de sus directivos y, más aún, hacerlo en nombre de la sacrosanta Igualdad y con el añadido retórico, frugal y ubicuo de Bibiana Aído -a la sazón, ministra y miembra del ramo- constituye, todo revuelto y bien aliñado, un goloso pretexto para la risa y el sarcasmo generales, una parodia de los mejores momentos del NODO y la esforzada Sección Femenina, una burla innecesaria de las propias mujeres, una anécdota que nos prueba que hace falta algo más que un exorcismo para rescatar la cordura de este aluvión de lodo y ruinas.

Está claro que hay atarse los machos, sea eso lo que fuere –y sin buscar pendencia alguna con los colgajos nacionalistas- porque vivimos días en los que la matización, la duda sistemática y la divergencia con la corrección política, son declaradas, de inmediato, reaccionarias. En esta maraña de frases hechas e ideas lapidarias, moverse es alternar con solemnes figuras de cera. No arden, pero se derriten y su lágrima repetida y sucesiva deja el camino pegajoso, imposible, inútil. Casi dan ganas de que –como en Ultimátum a la Tierra- lleguen los extraterrestres y nos pongan a caldo. Todo a su tiempo.

Mientras tanto, los alumnos de la UIB se encierran hoy contra el Plan de Bolonia. He analizado el tema pero las variables resultan difusas y contradictorias, tiznadas por las ideologías o por otros intereses. Me gusta la propuesta de UPyD de crear, primero, un espacio universitario español para, luego, ocuparse del europeo. Lo difícil es pasar de la teoría a la práctica y desligar la universidad del entramado político-estatal de turno y recuperar los viejos conceptos de la excelencia y la educación de primer orden. Yo no sé si los alumnos desean formarse como personas o tan sólo encontrar trabajo. No es lo mismo, pero se comprende su confusión. O la mía.

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger Justo Serna said...

No estoy de acuerdo con Juan Planas y sus análisis sobre la educación, pero comparto un deseo:

“Casi dan ganas de que –como en Ultimátum a la Tierra- lleguen los extraterrestres y nos pongan a caldo”. http://jplanas.blogspot.com/2008/12/la-telaraa-en-el-mundo.html

Yo he visto (con Kant, con mi señora esposa y con mi avispada hija) el remake de Robert Wise (1951). Sobra buen rollito, pero me enternece la maldad intríseca de los humanos. Amén.

Dice Planas: “vivimos días en los que la matización, la duda sistemática y la divergencia con la corrección política, son declaradas, de inmediato, reaccionarias”. Y vivimos días en que la posición antiprogre nos permite ser reaccionarios sin complejos.

———-

15 de diciembre de 2008, 15:04  
Blogger Juan said...

Yo también discrepo, a menudo, de Juan Planas;-)

PD.- Pero de qué análisis me habla... si no lo hago ni lo intento. Válgame, Dios.

15 de diciembre de 2008, 15:12  

Publicar un comentario

<< Home