LA TELARAÑA: ultimátum

martes, diciembre 16

ultimátum

Ayer, por la noche, vi Ultimátum a la Tierra, versión 2008. La verdad es que me gustó -o al menos, me entretuvo. A falta de ideas, el guión retoca la inocencia maniquea de la versión primitiva para ofrecernos, ahora, una suerte de parábola del ecologista integral, representado por Keanu Reeves, finalmente vencido -o, acaso, sea mejor decir que seducido- por la perplejidad ante los buenos sentimientos de unos pocos. Será que a la raza humana no hay quién la entienda. Y es que así es el mundo, un lugar hostil y deforme donde todavía campan, aunque sea de forma casi testimonial y subterránea, muy buenas intenciones... ¿para nada? Pues tal vez. ¿Importa algo eso?

Etiquetas:

3 Comments:

Blogger Justo Serna said...

Saludos desde el espacio exterior. A mí, la película me dejó frío. No tiene ni un gramo de ironía, ni guiños, ni homenajes a aquellas viejas películas. La edad dorada de la ciencia ficción... Está hecha como si fuera la primera vez. Además, quitar los platillos volantes para poner esferas luminosas me parece una horterada. Añoré los platillos volantes de Tim Burton.

16 de diciembre de 2008, 19:08  
Blogger Juan said...

Tengo que refrescarme la memoria y revisitar la del 51. Estoy en ello. Me falta, tan sólo, pasarla a DVD... Por lo demás, es cierto lo que apuntas. Aquí también hace mucho frío:-)

Saludos!

16 de diciembre de 2008, 19:43  
Blogger Juan said...

Ayer vi la del 51. Qué quiere qué le diga. Una gozada, aunque no deja de ser la misma película con mayores dosis de realismo e ingenuidad. En cuaquier caso mis preferidas de la época son las del Doctor Quatermass...

18 de diciembre de 2008, 12:02  

Publicar un comentario

<< Home