LA TELARAÑA

lunes, diciembre 14

Fumar en París es ya un oficio de alto riesgo, una actividad extrema, un imposible en lugar alguno salvo al aire gélido y no sé si libre de la calle... Tan sólo algunos bares han habilitado ¡sus terrazas! para el exótico privilegio de helarse ¿voluntariamente? entre volutas de humo. He aquí la muestra...



Etiquetas: ,

3 Comments:

Blogger Santiago José López Borrazás said...

Pues ya sabes lo que te toca Juan. Si no fumaras, verías que esto ya no tendría que pasar. ¡Hasta que dentro de unas semanitas, aquí, lo van a prohibir hasta fumando en la calle!...

Si es que...

Slds...

14 de diciembre de 2009, 0:33  
Blogger Juan said...

Lo que tienen que hacer es dejar de tocarnos los cojo**s;-P

Aunque como todo lo que puede empeorar acaba empeorando está claro que no hay nada qué hacer... o eso me temo;-)

14 de diciembre de 2009, 0:39  
Blogger Santiago José López Borrazás said...

Je! Pues dejar de fumar. O al menos, buscar otras alternativas a la hora de fumar. No queda más remedio que hacerlo en la calle. ¡Qué le vamos a hacer! Ahora con tantas prohibiciones que nos imponen...

Ná, que este es un mundo injusto para los que tenemos hasta ahora.

En fins..

18 de diciembre de 2009, 10:06  

Publicar un comentario

<< Home