LA TELARAÑA: Rebelión en la Granja

viernes, febrero 19

Rebelión en la Granja

La Telaraña en El Mundo.


No se debe reprender a nadie por unirse, a título propio, a la causa que sea, ni aun a la más infame. Yo mismo me sumé -sin pudor pero sin orgullo- a varios grupos de Facebook en contra, por ejemplo, de Munar y su cuadra, la clamorosa levedad de Pajín o el abuso de las comisiones bancarias. Contra el horror (como contra el tupé del "compatriota" Joan Tardà) siempre es bueno, o lo parece, postularse. Pero no sé yo. Hay algo que se me escapa, y que barrunto malsano, en este Fuenteovejuna coral de rebotarse contra lo que nos hastía. Quizá lo que se gane en clamor cuantitativo se pierda en calidad e independencia crítica.

Por eso me aturde el afán corporativo de unos veinte escritores catalanes -Sebastiá Alzamora al frente, faltaría más- por dar una imagen unitaria del independentismo y las consultas orgánicas de fin de mes en varias aldeas de Cataluña. Está muy bien ser independientes. Pero para serlo, sobran la unidad monolítica y su hoja de ruta única (que sólo puede conducir al matadero). Es lo contrario, lo que sí hace falta. Es la dispersión. Es la libertad. Y es la inteligencia.

Pero no voy a cargar de más las tintas. Quizá padezcan la mutación de algún gen gregario -una enzima, un brote químico- que les hace, un buen día, desayunarse adictos a una causa y acostarse abducidos por otra, sin reparar, ni por asomo, en que no es la misma, sino su opuesta. Cosas más raras he visto.

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger Luis Amézaga said...

Quejarse en panda me lleva a la vagancia de delegar en los otros el trabajo de la crítica. Pero ya es un tic.

19 de febrero de 2010, 11:46  
Blogger Juan said...

Tic tac tic tac y así va pasando el tiempo;-) Un abrazo!

19 de febrero de 2010, 16:46  

Publicar un comentario

<< Home