LA TELARAÑA: La Lonja de los féretros

lunes, julio 11

La Lonja de los féretros

La Telaraña en El Mundo.

No molesta, a veces, dejarse tomar el pelo. O en su defecto, aparentarlo. No hay nada de malo en asistir a cualquier tipo de ceremonia como si más allá del artificio de la confusión hubiera algo. No suele haberlo, pero qué importa. A Fabricio Plessi lo había visto cortando el hilo de agua de un grifo con unas tijeras de podar. Convirtiendo los arcos del Padiglione de Venecia en cascadas de agua o en cortinas de fuego. O rajando el mar con una sierra. Videoarte, conceptualismo o arte pobre. Un vómito, una flema, un orgasmo o, quizá, la herencia de la célebre mierda enlatada de Piero Manzoni a precio de oro.
Pero no hay problema, ya dije, en seguirle el juego y si ahora le dejan inundar con catorce llaüts el excepcional espacio gótico de La Lonja, lo mejor es ir y dejarse llevar por los espejismos. Buscarle al Mediterráneo sus esencias -de mar viejo, sabio y también muerto- entre la luz, la música y la madera astillada. Pasearse entre las barcas volcadas como si entre féretros y susurrarnos: aquí yacen siglos de exploración para acabar encontrando el vacío.
Pero tampoco. Hay lugares esquivos y lugares que, acaso, no están al alcance de cualquiera. Ya quisiéramos encontrar el auténtico vacío y no esta mezcla de símbolos alrededor de la ausencia. O de la pérdida. De la desvergüenza de ignorar que el arte más pobre sólo precisaría de la palabra para no llegar a ninguna parte y del silencio para abrir sus heridas y caer en sus hermosos pozos sin fondo, para siempre.

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger Pau Llanes said...

Desgraciadamente (o por fortuna) no estoy en la isla y no he podido ver la última instalación de Plessi en La Lonja. No obstante he visto bastante material en los medios en internet. ¡Qué pena! Conozco muy bien a Fabrizio desde hace años. No sólo hemos sido amigos más de veinte años sino también cómplices en algunos proyectos... ¡Qué pena!... Fabrizio está "seco" desde hace unos años. la banalidad de sus propuestas empieza a ser alarmante... esa especie de síndrome "vuitton" le está consumiendo las entrañas y la intuición estéticas que indudablemente poseía. Para que Plessi dé lo mejor de sí hay que decirle que sus ocurrencias son una mierda, así de claro, y que es un insulto a la inteligencia y la sensibilidad artística de sus devotos (y creyentes) espectadores... Sólo así se crece y da lo mejor de sí. Mientras tanto "coquetea" y mariposea con cualquier cosita, si es grande mejor, apenas sostenido por un estúpido discurso plagado de lugares comunes y tópicos sin sentido...

Pobre Fabrizio, más trabajo y compromisos artísticos y menos fiestas con la estúpida jet set bobalicona... Menos piscina y más pichina y "cojones"... (si estuviera allí se lo diría en la cara, no lo dudes, Juan)...

14 de julio de 2011, 3:26  
Blogger Juan said...

Lo que ha hecho en la Lonja es de lo más banal que le conozco. Saludos!

14 de julio de 2011, 17:36  

Publicar un comentario

<< Home