LA TELARAÑA: El pensamiento único

jueves, agosto 11

El pensamiento único

La Telaraña en El Mundo.

Siempre he renegado de los adjetivos en el arte pero, con mayor motivo, si a ese híbrido de la oferta y la demanda, del montaje y la instalación, lo usan como pretexto para lo que fuere. Utilitarismo. Manipulación. No me extraña, pues, que varias asociaciones próximas al Bloc y a UM -a sus ruinas- adoren la anodina mole de GESA, esa suerte de prisma tullido y refractante, esa excrecencia racionalista que tanto hechizara a la muy poco romántica, a la indecible Munar. Acaso la línea del buen gusto sea una línea irreal, donde lo único que brilla es la falta de imaginación. La estética plúmbea del nacionalismo.
Pero otro grupo, también selecto, se ha sumado al regateo de convertir el edificio de Ferragut en otra cosa. Se trata del colectivo 15-M. Y sí, estoy con ellos. Convendría regalárselo, pero ya. Regalarles su uso y disfrute pero, también, su mantenimiento. Sería de ver lo que el deterioro y la decrepitud fulminantes nos ahorraría en gastos y demoliciones. Algunos son capaces de destruir lo que tocan y de convertir hasta las buenas ideas en nada. O en menos que nada.
En una falacia, por ejemplo. Eso es lo que ha logrado el STEI al calificar la libre elección de lengua de «antipedagógica». Manda huevos. Y si no huevos, manda el pensamiento único de las dictaduras y del canibalismo. La libertad, como la educación y el arte, no merecen esta sobredosis de adjetivos. No merecen ninguno.

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger Pau Llanes said...

Olé!!! vuelvo a jalearte con este grito desde lejos...

Totalmente de acuerdo con tus afirmaciones y considerandos...

El edificio de GESA es un clónico de otro viejo edificio que se corroe por dentro en la antigua Berlín Este, creo que era la Cámara de los diputados del partido único (comunista) y sus sucedáneos... Siempre me parecieron edificios "breznevianos"... (otro día te cuento el concepto).

Y qué decir de los profes y maestros de la roqueta. Más les valdría pensar en favor de sus alumnos que en sus propias pataletas nacionalistas y berrinches xenofobos. Me recuerdan a los maestros fachas y autoritarios de mi infancia franquista. A ostias... con la mano dura o a martillazos con la lengua propia... En fin...

Bueno, te dejo, ya es madrugada...

Ojala no pases mucho calor allí ni te sofoquen más de lo debido...

saludos...

Pau Llanes

11 de agosto de 2011, 9:18  
Blogger Juan said...

Aquí el calor es sofocante, pero llevo diez días en que no hago otra cosa que andar susurrando sílabas... y ducharme. Un abrazo!

11 de agosto de 2011, 17:16  

Publicar un comentario

<< Home