LA TELARAÑA: La necrópolis de alquitrán

viernes, agosto 19

La necrópolis de alquitrán

La Telaraña en El Mundo.
  

Las nubes de alquitrán vuelan tan bajas que casi ni sé por dónde asomar la cabeza. En el PSIB se rumorean unas primarias que les aireen el patio y la azotea del hedor nacionalista -pese a que parece que Ferraz las quiere a su estilo y al de Armengol, claro- para que algo se mueva antes de las próximas elecciones; cualquier cosa, la que sea, algún revuelo en el orden jerárquico, alguna perturbación en las isobaras del poder, algún quejido laico, que suene, casi, como a indignado insultando a los del Kumbayá, pero que se quede, por Dios, como si en nada. Y en esa nada digital andan -o naufragan- desde las élites a las menguantes bases, cada cual en su piscina, su aljibe, su baño de mar abierto y, quizá, repleto de glamurosas medusas. Qué calor que hace.

Alerta amarilla, me dicen. Pero no sé si hablan de China o de Sarkozy y Merkel y, en cualquier caso, del euro. Vale que el eje París Berlín no nos seduzca en exceso, pero no sé a qué vienen tantas quejas.

A una moneda única sólo puede corresponderle un único mercado, un mismo tipo de interés y fisco, una idéntica manera de enfocar el déficit y de asumir el lastre de los años y hasta de las generaciones perdidas, tan agotadas, si cabe, por la infructuosa búsqueda de las propias tumbas y sus añorados cadáveres, como de andar cavando, ya puestos y sin enterarse, también las del futuro. Esto no parece un país sino una magnífica necrópolis.

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger Jaume Fornos said...

Totalmente de acuerdo Juan, y en el resto de Europa los salarios siempre superiores.¿O quizas no tenemos los mismos derechos?

19 de agosto de 2011, 11:37  
Blogger Juan said...

Habría que estudiar el tema de productividad... el mercado es muy raro con esas cosas;-P

19 de agosto de 2011, 20:33  

Publicar un comentario

<< Home