LA TELARAÑA: Sexo y rocanrol

jueves, noviembre 1

Sexo y rocanrol

La Telaraña en El Mundo.
 
 Basta hojear la prensa para colegir que la sombra tóxica de la trama Gürtel ha desembarcado en Mallorca como uno de aquellos enormes portaviones norteamericanos que, en otro tiempo, convertían el centro de la ciudad en un corrillo de bares de putas y humo de contrabando: el éxtasis lingüístico -y metalingüístico- en las barras de alterne, en el rápido trasiego de sudor por dinero, en el zoco donde los dólares de la soledad buscaban alivio urgente y lo hallaban. O eso creo. Mucho ruido, sí, pero también muchas nueces. Demasiadas.
 De aquellos días sólo recuerdo algunas imágenes sueltas. El fajo de billetes expuestos, por anticipado, sobre la mesa y el vaso siempre lleno, hasta que se acabara el crédito o explotara el mundo. Las broncas infinitas. Los cristales rotos en las calles estrechas y el reguero del agua bajando enrojecida de sangre fresca. Todo un cuadro costumbrista que define una época. O que la apostilla.
 El aquí y ahora, sin embargo, es otro. Muy otro. No hay broncas, sino siseos o susurros. No hay pasión ni rock n' roll, sino guantes blancos y largos pleitos; pero el dinero viaja en alforjas clandestinas donde, al parecer, cabe de todo. Me da que añoro el regreso de aquellos ruidosos marines. Eran más humanos.

 

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger David Moñino said...

Eran mejores tiempos. La gente robaba igual, pero con más delicadeza. El guante entonces era blanco, y nadie se enteraba. Eran mejores tiempos, sin duda.

2 de noviembre de 2012, 12:44  
Blogger Juan said...

No sé yo. Saludos:-)

3 de noviembre de 2012, 19:58  

Publicar un comentario

<< Home