LA TELARAÑA: El fin del mundo

lunes, diciembre 17

El fin del mundo


La Telaraña en El Mundo.
 
 Nos vamos aproximando, bien es cierto que con dificultades y casi que a rastras, a la fatídica, pero sugerente, fecha del 21 de diciembre. Me gusta mucho la idea, por lo que tiene de tentación y azar, de destino puesto en tela de juicio y de inexorable duelo al sol entre las dos caras esenciales y, quizá, inseparables, de la existencia: la suerte frágil, pero fraternal, de creer en algo -en lo que sea- y la terrible, exigente soledad de no creer absolutamente en nada.
 Sucede, además, que no hay mejor forma de enfrentarse a la realidad, que intentar llegar hasta donde sus augurios vencen y, en ese incierto instante donde intuimos que todo ha alcanzado su límite, acertar a comprender, siquiera una vez, que lo único que puede salvarnos es haber pagado el dudoso peaje hasta más allá de lo posible. Y si se puede, regresar para contarlo. Claro.
 Pero el fin y, también, el principio del mundo acontecen tantas veces a lo largo de un simple día cualquiera, que no acabo de entender qué extraños fenómenos, qué alud de signos o de testimonios habrían de suceder en esa fecha tan señalada para que lo que nace con un vagido y lo que muere con un suspiro dejen de alternarse, sin remedio ni pausa, hasta que el tiempo deje de ser el tiempo y nosotros, esos viajeros sin más destino que el de perdernos y rencontrarnos a cada instante. O así.

Etiquetas:

1 Comments:

Blogger Sara García said...

Qué buena reflexión... Ya queda menos, sólo dos días.
Gran blog el tuyo. Tengo un amigo que está promocionando el suyo, busca otros con los que intercambiar comentarios. Por supuesto, estás invitado. Está en http://www.jacobogordon.com

Un saludo!

19 de diciembre de 2012, 13:10  

Publicar un comentario

<< Home