LA TELARAÑA: hipocondría

martes, marzo 22

hipocondría

El silencio, a veces, agobia. Igual que el paso fugaz de alguna sombra (y el temor a no sobrevivir a no se sabe qué - imposible descifrar un imperfecto vacío)

***


Sin duda, hablaba de carencias o temores.

Del poema que escribí... y del que debiera escribir. Cómo saber si son el mismo, si no lo son ni pueden serlo. ¿Debieran, acaso?

Me niego a rendir culto a la grafomanía, pero cuando las palabras que digo no me bastan o, por los motivos que fueren, no me son suficientes es porque hay otras que me atraen - pero reconozco que este es un juego perverso; me seducen porque no las alcanzo.


Hablo de cierto - e inverosimil - equilibrio entre el remedio y la enfermedad, entre la pasión y el dolor. O hablo sólo del dolor, sabiendo que todo lo demás ni importa

Etiquetas:

4 Comments:

Blogger Raulphi said...

Yo sé de alguien que imploraba hace semanas silencio constructivo!!

22 de marzo de 2005, 22:50  
Anonymous Anónimo said...

touché, amigo, touché:-)

pero me da, a veces, que no consigo construir nada ( o que no debo destruir lo que ya está en pie y se sostiene, oh prodigio:-) y aún así, o por lo contrario, porque la realidad es siempre ficción subjetiva, me entran ganas de buscarme un puente para mis aullidos!!

XDD

Saludos!

Fx

22 de marzo de 2005, 23:26  
Blogger Raulphi said...

Me gusta cuando un poeta pone entre paréntesis su poética, se lo he visto hacer a muy pocos.... En el contexto de la teoría de la gestalt ( fondo-figura), este estado paralelo sería el equivalente al "fondo" necesario para que en el contraste distingamos la "figura"(?).
Ese estado de apremio alejado del equilibrio y en el que paradójicamente la certidumbre y la incertidumbre - en el poeta- tienden ( ambas) a nivelarse bien por defecto -haciéndose cero- o por exceso- tornándose infinitas.
En definitiva, y como diría Valéry : la composición como la más poética de las ideas.

24 de marzo de 2005, 16:35  
Blogger Juan said...

el apremio o la ansiedad me hacen decir: ¡no soy nadie: soy yo!...

(Acabo de ver este mensaje tuyo, no me aparecía...:-)

Saludos!

Juan

24 de marzo de 2005, 18:58  

Publicar un comentario

<< Home