LA TELARAÑA: elogio de la seducción

domingo, junio 12

elogio de la seducción

Rechazo el humanismo. La dialéctica. El hechizo de las balanzas. La equidad. El peso específico de la autoridad moral. También el todo ya está dicho. O todo está por decir y mejor que lo digan los otros. [ Sólo amamos futuros cadáveres. Palpamos ahora sus hermosas astillas recubiertas. Danzamos con los brazos enlazados y la mirada dispersa. Nuestros labios escancian metáforas. Y los visillos nos parecen sábanas. Dejemos que lo sean: así envueltos, hasta el tiempo vacila, tiembla y retrocede ]

Rechazo ser distinto de lo que soy. Rechazo la remota posibilidad, siquiera, de desearlo. Rechazo arrepentirme por lo que hice o dejé de hacer. Uno es exactamente lo que hace y sólo eso. Lo que no se hace no existe. Rechazo el saldo, la contabilidad y la síntesis: Si el resultado parece excesivo, por frívolo y aparente; si demasiado poco, por simular una elipsis fuera de contexto. Rechazo la humildad. Y dejo el orgullo para los necios. [ Amamos igual que podamos un bonsai: con caricias ]

Rechazo la creencia piadosa de que en algún momento pudiera elegirse un camino mejor. Rechazo la piedad. Elijo, es cierto, pero porque no puedo hacerlo. Ni dejar de hacerlo. A eso le llamo dignidad e inmundicia. Simultáneamente, ambas cosas. [ Los libros nos invitan a una calma relativa. Hay hojas que parecen charcos, cruces y hasta cánticos preñados de polilla. El tiempo, frágil, nos convierte en máscaras. Me giro y has desaparecido del universo. Ni una sola voz tuya, ni un recuerdo. Nada. Sólo las termitas labrando los surcos por los que el sol se convierte en bruma ]

Rechazo la teoría de la relatividad. El monismo. El dualismo. El historicismo. El antropomorfismo. Las teologías y la estadística. Rechazo todas las teorías, las que conozco y, sobre todo, las que ni siquiera imagino. Es falso que el mundo pueda ser interpretado al margen del subjetivismo más escandaloso. Rechazo el escándalo. Ponerle nombres a las cosas no les da la vida. Sólo una apariencia ridícula, una forma pasajera de juego. [ Volátil, viajo en busca de aliados sabiendo que sólo encontraré nómadas y rumores ]

El mundo no encaja en la palabra. Sólo nos queda la seducción. [ Vale ].

Etiquetas: ,

3 Comments:

Blogger Raulphi said...

Bueno tampoco está mal eso de ser nómada-pp

Oyes que SÍ era eso de los Site Feed, a ver si ahora lo puedo instalar--por lo pronto ya he registrado tu dirección para que me avise en cada actualización tuya que, por otro lado, no era necesario por mi cotidiano paso por aquí.

un saludito

13 de junio de 2005, 20:42  
Anonymous Anónimo said...

el conocimiento es nómada por definición:-))

Leí que el programa que me dijiste consume muchos recursos y todavía está en fase beta... Total, si sólo es un chivato!

Y a ver si actualizas más tu blog, hombre!

Fx

14 de junio de 2005, 1:36  
Blogger Raulphi said...

Pues el concepto de nómada -o nomádico- me atrae más que lo rizómico tan de moda en la filosofía de Deleuze&Guattari. Tesis éstas que tú y yo hemos criticado en más de una ocasión.

Un saludo;)

14 de junio de 2005, 7:45  

Publicar un comentario

<< Home