LA TELARAÑA: ceremonia de la confusión

viernes, mayo 22

ceremonia de la confusión

La Telaraña en El Mundo.



Hoy llevo un día silencioso, pero no sé si me durará. Para boberías ya están Leire Pajín y Bibiana Aído. A veces las confundo, pero no siempre. El pelo grasiento de una no puede competir con el gracejo de la otra. O de ambas. O al revés. Las confundo, pero no siempre. Ya lo dije. O quizá no. Quizá ellas intercambien sus guiones –y su faz- como si fueran la misma persona. O dos tan gemelas como una sola. O ninguna. Un feto de trece semanas, por ejemplo. Un ser vivo, pero no un ser humano. Un alien o algo así. La filosofía y sus sofismas en el tocador paritario. En las pizarras rasas, pero digitales, de Galmés o en los presupuestos reciclados de Carles Manera.

No podría escribir estas líneas –ni otras- escuchando a Vega. Más aún. Ya me falla hasta Leonard Cohen, aunque lo redimiré en el Palma Arena. La labia es una virtud ruidosa que me resulta muy ajena cuando no tengo, a mano, papel y lápiz o un rugiente portátil de esos que promociona el gobierno como si fueran coches.

Lo peor, no obstante, es el estruendo que inflige, con rigor prusiano, a los vecinos de Oms –la calle, no el predio de Munar- un músico callejero y su repetida melodía. Somática. Horrenda. Sinfónica. O lo que se le acerque un saxo con torsión electrónica adjunta. «Ya no estás más a mi lado, corazón». La letra la pongo yo. La sangre, no. Pero me animo leyendo “Citas criminales” de Joaquín Lloréns. No es para menos.

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger Angel Duarte said...

Estamos rodeados. Un día tras otro. Y no se cansan, no. Siguen ahí.
En fin, qué le vamos a hacer. Hemos venido a este mundo a sufrir.

22 de mayo de 2009, 11:06  
Blogger Juan said...

Nada de sufrir. Todo resulta bastante divertido... por cierto, al hilo de facebook estaba yo escribiendo unas líneas sobre Celaya cuando me lo reviviste:-)

Abrazos

22 de mayo de 2009, 20:10  

Publicar un comentario

<< Home