LA TELARAÑA: el poder y la palabra

viernes, junio 5

el poder y la palabra

La Telaraña en El Mundo.


Parece que nos gusta hablar, escribir, gimotear, sentar cátedra e, incluso, escamoteársela al vecino. Todo a la vez. Es como digerir el monólogo elíptico de los principales candidatos a las europeas con el mismo estado de ánimo –desolador- con que asistimos, sonrojados, a un duelo de glosadores en la hora estelar –la hora muerta, inexistente- de IB3. La palabra rumiada como un chicle, apaleada como lana dócil en el lecho lujurioso del silencio. Un naipe de flores y ambiciones cautivas.

Al margen está el discurso de unos pocos. Quizá de algunos intelectuales próximos a UPyD, pero no sólo de ellos. También me miro en el espejo y me sé repitiendo casi lo mismo desde siempre. El vía crucis de un pensamiento de izquierdas -o derechas- a un pensamiento libre es siempre doloroso e imperfecto. Demasiadas llagas incurables. Trasfondo sin depurar. Excesivo lastre para un viaje que se desea etéreo y acaba cerrando un conceptual círculo vicioso. Al menos nos queda su incertidumbre.

Donde no hay dudas es en la espiral del derroche. Biel Vicens confía más estudios técnicos que obras ejecuta. Bartomeu Vicens, al pairo, vigila con su indolente sonrisa el lento trámite de su anunciada ejecución civil y política. Antich cierra los ojos y Fina Santiago anuncia una ley que nos asegura no pasar hambre. Ya veremos qué nivel de catalán nos exige, luego, a la hora de encargar el menú. Mejor no pensarlo.

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger Paco Fuster said...

Ayer dijo Obama en su discurso, que Andalucía (habló concretamente de Córdoba) fue ejemplo histórico de convivencia entre culturas, puesto que el Islam pudo convivir con la Inquisición. Aparte de discutible, la afirmación es un poco imposible de verificar, entre otras cosas porque el Califato de Córdoba es del siglo X y la Inquisición se implanta en España en el XV. Digo todo esto porque, si mi admirado Obama (quienes escriben sus discursos, vaya) anda diciendo esto por el mundo, qué no dirán Aido, Pajín, Camps y compañía...

Un auténtico vía crucis ha sido escuchar a ciertos políticos españoles hablando de Europa cual erasmista convencido. Coincido contigo: mejor no pensarlo.

Un abrazo y buen fin de semana.

PS: He visitado el blog de A.Planas. Pinta bien la cosa, nunca mejor dicho.

5 de junio de 2009, 16:18  
Blogger Juan said...

Interesante lo que me dices. Tomo nota del desfase secular:-)

Abrazos, Paco.

5 de junio de 2009, 17:01  

Publicar un comentario

<< Home