LA TELARAÑA: 25 años sin Borges

viernes, junio 17

25 años sin Borges

La Telaraña en El Mundo.


Hace tiempo que ya no leo a Jorge Luis Borges porque, en realidad, siempre me parece estar releyéndole en boca -o pluma- ajena. Como en la mía propia. Me lo repetí el pasado martes, mientras medio mundo celebraba el 25º aniversario de su muerte (en Ginebra, Suiza, Europa, la otra Argentina en el exilio de tantos: ese tango y ese vals que nunca supieron bailar los viejos peronistas) y el otro medio hacía también, aunque sin saberlo, lo mismo, con el solo e ineludible empeño de seguir vivos e intentar escabullirse de la precisión matemática del tiempo sin que le hieran sus cortantes aristas, esa sucesión gélida de espejos imaginarios, ni le aplaste ese dédalo de palabras que ya no significan casi nada de tanto malgastarlas en empresas indecibles, en silencios innombrables, en breves fulgores.
Pero no. Hoy no voy a comentar el discurso de investidura de Bauzá. Las buenas noticias hay que dejarlas enfriar hasta que cuajen o se disipen. Hasta que cuelguen del aire como el aire mismo o caigan como chuzos de punta. Vivir es más difícil que afrontar una hipoteca. Hay cláusulas ilegibles que ni Borges nos podrá explicar nunca.
Y, en realidad, prefiero que nadie nos las explique. Nos queda la ilusión de seguir doblando esquinas como si, al hacerlo, el paisaje pudiera regenerarse y ser otro o quizá el mismo y nosotros, al fin, ese sueño cumplido de no cumplir más que sueños y luego olvidarlos.


Etiquetas: ,

2 Comments:

Blogger Sofi Zermoglio Ardoy said...

Yo busco a Borges en letras ajenas...
Y cuando me olvido lo que busco, lo releo, para recordarme que existió alguien capaz de escribir como él.

24 de junio de 2011, 1:35  
Blogger Juan said...

Encuentro tu comentario cuando ya es tarde y han pasado tres meses y, sin embargo, no ha cambiado nada...

Saludos, Sofi

Juan

8 de octubre de 2011, 19:06  

Publicar un comentario

<< Home