LA TELARAÑA: patología de la lengua

lunes, marzo 23

patología de la lengua

La Telaraña en El Mundo.




No hace falta ser un lince protegido ni un aborto sin consumar, para creer que el problema lingüístico sólo existe, como patología tóxica, en la sinuosa mente de los políticos. El PP ha presentado una enmienda a la totalidad del Plan de Normalización Lingüística del Govern. Podría felicitarles, pese a la tardanza, pero no lo haré. Desean que se redacte otra normativa que no excluya a los castellano hablantes y que refleje la realidad plural de Baleares. Pues no, tampoco es eso. Demasiados errores de concepto.

El bilingüismo, como tópico, aburre. La realidad no precisa de normativa alguna que la vista; al contrario, luce mucho mejor desnuda que ataviada con no importa qué señeras o qué estandartes. ¡Con lo que se parecen las unas y los otros! Tan plurales son estas islas, con su cooficialidad lingüística –siempre en entredicho y siempre por montera- como pueda serlo, y sin duda lo es, la más añeja y monolingüe comunidad de cualquier parte del mundo, España incluida. Aquí sobran faroles y falta rigor. Debe de ser la norma.

La presunta nación catalana –igual le diría al que alardease, impúdicamente, de la balear o la española- es sólo un engendro ciclópeo, un aterido osario arropado por un manto púrpura de heno. Debajo sólo late el fetiche de la identidad y el instinto humano de huir del vacío. A ese uniforme le sobran medallas y subvenciones, coros y danzas. Prefiero el silencio.

Etiquetas:

1 Comments:

Blogger Angel Duarte said...

Osario. Justo eso.
Abrazo silencioso

26 de marzo de 2009, 18:47  

Publicar un comentario

<< Home