LA TELARAÑA: biología del turismo

lunes, julio 20

biología del turismo

La Telaraña en El Mundo.




Todo se reproduce mecánica y continuamente, quizá buscando perpetuarse en alguna superestructura abstracta que se empeña en ser real o en parecerlo. Pero igual no lo es. Cada cual labra sus quimeras a imagen de sus ambiciones, sus taras y cualidades, su aguante, su voluntad o sus dudas. Se las hace a medida e intenta, luego, encajar el mundo en ellas. No extraña tanto chirrido. Ni tanto paisaje desencuadernado.

Miquel Nadal dijo –antes que Joana Barceló- que las islas ofrecen más garantías contra la gripe A que el resto del Mediterráneo. Puede que sí o que no. ¿Qué sabe sobre sanidad el consejero de turismo? ¿Y sobre turismo? ¿Algún doctorado? ¿Un curso a distancia? ¿Muchos viajes? ¿Son Espases? ¿Sí? Lo mejor sería obviar la impostura de su elocuencia de pega, su sonrisa ebria de poder. Su nadería. Pero está ahí. Y persiste. Ojalá que la gripe, esa mutación viajera con olor a laboratorio clandestino, no desdiga sus palabras. Que así sea.

La UIB, por los nexos biológicos entre la realidad y el conocimiento –esa mimesis reproductiva de la que hablaba al inicio- ha creado un máster sobre violencia de género. No me refiero al sufrido género gramatical sino al sexo femenino. De ahí saldrá una nube de expertos. Mientras tanto, seguiremos danzando alrededor del fuego sin aceptar que habría que ser de madera –o casi- para comprender su naturaleza. Pero eso no importa a nadie. Qué lástima.

Etiquetas:

1 Comments:

Blogger Francisco Fuster said...

Amigo Juan, si no me equivoco (he tenido mis más y mis menos con la plantilla de blogger), hace unas horas he abierto "El Malestar en la (in)cultura", mi nuevo blog. Como todavía no estoy en Google, te envío el enlace a través de m nombre (deduzco que si pinchas en él accederás al blog).

Huelga decir que siempre que gustes, tu cotribución a mi lucha contra la incultura será bien recibida.

Un abrazo.

PS: La semana pasada en Santander leí "El bálsamo de la indiferencia" (hay un poema que me viene al pelo como cita paratextual para un artículo que tengo en mente y que publicaré un año de estos). Ahora tendgo sobre la mesa "Los pliegues ocultos". Daré cuenta en mi blog en cuanto me aclare.

23 de julio de 2009, 23:13  

Publicar un comentario

<< Home