LA TELARAÑA: El Efecto Dominó

viernes, octubre 30

El Efecto Dominó

La Telaraña en El Mundo.




Llevo un buen rato pegando saltos, no sé si como un orate o como un perito en lunas y castillos de naipes del Colegio Oficial de Aparejadores, por todas las habitaciones de mi casa. Parece resistente, pero nunca se sabe. Oí un crujido bastante alarmante en la cocina y, luego, otro, que ya se me antojó terrorífico, en el baño. Estaba por llamar a urgencias cuando me di cuenta de que el problema no residía en un colapso de forjado ni en una aluminosis galopante. O sí, pero no en la estructura del edificio sino en la mía.

Ahora estoy en la cama con las vértebras prendidas como relámpagos. No hay nada peor que dejarse llevar por la psicosis, para que el efecto dominó nos convierta a todos en piezas imprescindibles del mismo derrumbe. En realidad, es lo que siempre fuimos.

Todo se cae, pero lleva así, cayéndose, desde el inicio de los tiempos y así seguirá, seguramente, por toda la eternidad. Pronto -aquí la referencia es pura metáfora- no quedará piedra alguna de nuestra civilización. No quedará, de hecho, ni el Parlament, aunque eso debiera de importarnos muy poco, porque ya lleva meses huérfano de iniciativas y casi vacío de sus señorías. Menos mal, porque si se desplomase de repente -bien por mimesis o por empatía coyuntural- no aplastaría a nadie en la egregia sala que fuera un decadente salón de baile y que hoy es, tan sólo, el refugio silencioso -y lascivo- de las Cariátides.

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger rodericus2009 said...

Un placér de sumarme a sú blog Sr. Planas.
No tema ustéd, esos crujidos que escucha en el silencio de la noche es que los cimientos están asentandose aún, nada peligroso.
Aquí, en la ciudad condal los que andan preocupados son los del patronato de la Sagrada Familia por si se les cae la cosa.
Que según parece hay una tuneladora feróz suelta manejada por unos botarates.
Hay una prestigiosa casa de apuestas en Londres que ha abierto una "porra" sobre el tema.Se admiten apuestas.

30 de octubre de 2009, 13:20  
Blogger Juan said...

Bienvenido, rodericus... igual me paso por esa casa de apuestas a probar suerte;-)

30 de octubre de 2009, 14:14  

Publicar un comentario

<< Home