LA TELARAÑA: reincidentes

lunes, febrero 25

reincidentes


La Telaraña en El Mundo.




Todo se repite y el mundo repetido se empeña en no parecer menos mundo sino exactamente el de siempre, el que no acaba de cuajar ni de renovarse por completo pero lo intenta a dosis periódicas, breves e intensas. Ya están los políticos, sus cortes propagandísticas y sus esforzados militantes embarcados en otra campaña electoral que, como todas, repite los mecanismos de la siembra fugaz de convicciones con la esperanza puesta en la cosecha rápida de votos. Me gusta la normalidad irracional de ese gesto que vuelve y nos envuelve de consignas, pasquines, altavoces aullantes y, en fin, de gente aparentemente entusiasmada que acaba al borde de un síncope y de gente, en principio abúlica o distraída, que suele acabar incrédula de todo. Días de amnesia diferida: ahora tocan las promesas y luego el olvido. En realidad, la ecuación también vale para la vida.

Todo vuelve. Hasta el Punto G. Nada menos. Sólo a los hombres se nos puede ocurrir andar buscando, capullos sin remedio, el esquivo Punto G como si fuera el Santo Grial. Igual lo es y, por eso, a las mujeres el asunto les trae al pairo. Tantas divagaciones anatómicas sólo confirman lo que ya saben, que nos tienen atrapados para siempre en su magnífico laberinto. Algo igual le ocurre al libreto “La dama boba” de Lorca, que se reencuentra o reinventa cada cierto tiempo. El ridículo del Ministerio de Cultura dando a conocer su excepcional hallazgo resultó esplendoroso cuando dos horas después tuvo que rectificar. El texto lorquiano no era inédito porque los profesores Juan Aguilera e Isabel Lizárraga lo descubrieron en 1992.

Mientras tanto, UM vuelve a su estrategia habitual. Su voluble revisionismo –siempre a la caza de mayor poder e influencia- casi convierte a Charlie Wilson en un ser entrañable. Con todo, asombra que el Govern ande revuelto con Nadal, como sin creerle -¿serán ingenuos?- cuando afirma que no apoyará la Ley Carbonero. UM nunca tiene bastante con lo que le ofrecen. Así es como consigue más, siempre más.

Etiquetas:

4 Comments:

Blogger Pedro Tugores said...

Louis Dumur, que imagino estaba en plena lucidez durante el primer cuarto del siglo XX, lo dijo bien claro:

"La política es el arte de servirse de los hombres haciéndoles creer que se les sirve a ellos".

Y precisamente "El Mundo" hoy pone esa cita en su encabezado. Las perlas más objetivas sobre lo que está pasando siempre están en ese periódico.

Aprovecho para decir que hoy sale el primer anuncio en prensa sobre la novela "María León" de la que soy autor. Lo he visto en UH. Todas las librerías ya tienen la información de esa novela, pero, que yo sepa, sólo está en existencia en la librería Bonaire.

25 de febrero de 2008, 13:11  
Blogger Ángel Prowler said...

Aunque sea una perogrullada y una tautología, tiene usted, Sr. Planas, un estilo muy propio. Y es un estilo que me gusta.

Otra cosa que me gusta de su columna es que tiene la extensión perfecta. Ni se hace larga ni sabe a poco. Redonda.

25 de febrero de 2008, 14:50  
Blogger Juan said...

Enhorabuena por la novela, Pedro:-)

Angel: La extensión es, también para mí, la ideal... En un momento pude elegir entre un formato más largo (también algo mejor pagado) y éste y no tuve duda alguna. Prefiero el ejercicio de la brevedad.

PD. Pero aun así siempre he de podar mucho el texto:-)

25 de febrero de 2008, 16:22  
Blogger LUIS AMÉZAGA said...

Italianos tenían que ser los de la búsqueda. El equipo G.

26 de febrero de 2008, 11:45  

Publicar un comentario

<< Home