LA TELARAÑA: Regreso al futuro

lunes, noviembre 9

Regreso al futuro

La Telaraña en El Mundo.



Llevo unos diez años conectado a Internet. No parece mucho tiempo y, de hecho, no lo es. O no lo sería, si -como pienso- las experiencias que se acumulan durante un solo año en la Red equivalen a las de más de tres años, labrados a velocidad de vértigo, en el mundo físico. Sea como sea, sí que empiezo a ser, en la Red, el dinosaurio que casi soy, también, en la vida real. La biografía ya no es un currículo más o menos grueso. Es también un flujo volátil de bytes en busca de no se sabe qué.

En este tiempo han cambiado las cosas. Lo que antes tardabas en bajarte un escuálido mp3 lo tardas, ahora, en una película a la salud, eso sí, de la SGAE, ese ente depredador que hoy goza de mejor salud que entonces, y no se entiende cómo, con tanto pirata compulsivo y autor en crisis sin derechos ni dígitos en su cuenta corriente. Ver para creer. O al revés. No creer en nada.

O en que las cosas sólo mudan de nombre. Pilar Costa, la consejera de la triada de Innovación, Interior y Justicia (sic) presentó un estudio -de la UIB, claro- para decirnos que un 24% de los escolares sufre "ciberacoso" (o "cyberbullying", o ambas cosas). Antes pasaba igual y sufrían también más, como apunta el catedrático Rigo, los más "débiles y diferentes". No había Messenger, cierto, pero tampoco les hizo falta, a los más cabrones, para torear al prójimo. La naturaleza humana es tan cruel e infantil, como previsible.

Etiquetas:

4 Comments:

Blogger Angel Duarte said...

La de joder al prójimo siempre ha sido una dedicación con muchos partidarios. Todavía recuerdo a un Rigo, ese era árbitro aunque también mallorquín, al que sacaban a torear en las plazas más hostiles si de cabrear al personal, en su conjunto, se trataba. Confío en que no sean familia.

Abrazos desde la Inmor(t)al Gerona

9 de noviembre de 2009, 16:19  
Blogger Juan said...

Hombre, el árbitro Rigo, sí, de la época de Guruceta... Claro que me suena. Pero no sé si este catedrático es de la familia o no... pero bueno, para qué tanto Messenger y tanta tecno, si con un buen pito ya enfurecías a las masas:-P

9 de noviembre de 2009, 17:08  
Blogger Justo Serna said...

Juan, yo estoy hasta el moño de los nicks que llegan a mi blog. Resucitan estratégicamente. ¿Es un acoso? No, ciertamente. Pero estoy un poco harto: el empleo del anonimato para hacer masajes o la pelota o, por el contrario, para arremeter contra el prójimo me parece muy feo. Para esas cosas hay que dar la cara.

10 de noviembre de 2009, 0:09  
Blogger Juan said...

Hola, Justo! Me alegra verte por aquí:-)

Una de las lacras de internet ha sido y es, desde siempre, el nick anónimo. Sea el del que sólo entra a insultarte -muy suaves y domésticos los de tu blog, no me lo niegues- o el del que, incluso, participa activamente en los debates otorgándole al nick, de su anonimato, rango de personalidad propia. Y te lo digo en serio;-)

Abrazos y hasta muy pronto:-)

10 de noviembre de 2009, 0:43  

Publicar un comentario

<< Home