LA TELARAÑA: la secta

lunes, octubre 15

la secta

La Telaraña en El Mundo.



La inercia de las subvenciones de Munar es asombrosa y no me refiero al servilismo de los funcionarios de la lengua en Fráncfort. Me tropecé con el cartel de un audiovisual sobre Gaudí, subvencionado por el CIM -ahora de Armengol, dicen- en el simple piso, sin ascensor, de la Asociación Es Racó de Ses Idees. Allí se cuece un Aula de Filosofía con un temario tan atractivo que no pocas sectas lo harían suyo. Filosofía natural o esotérica, el Hombre y el Cosmos, el Dharma y el Karma, Platón y el mito de la caverna, Hermes, la astrología, la alquimia... Ignoro por dónde van los tiros porque tienen la página web suspendida, pero tanta metafísica áurea resulta sospechosa si se olvida que todo vale para orquestar una auténtica piñata.

Otro maestro ascendido, Gabriel Bibiloni, lo deja muy claro en su blog. Jode que a uno no le reconozcan sus méritos. Ahora resulta que Cataluña descubrió América y nosotros en la inopia. Será por eso que andan tan revueltos, con las venas sudorosas y el pecho herido de orgullo. Con todo, no pienso juzgar los delirios de Jordi Bilbeny sobre la presunta farsa del descubrimiento de América. Me sobra con el desencanto de Bibiloni ante un 12 de Octubre sinónimo del genocida nacionalismo hispano. No quiero ni imaginar los fastos que Cataluña llevaría a cabo si tuvieran alguna posibilidad de cambiar la historia. Pero están en ello.

Lo mejor del filólogo de la UIB -a la espera del nomenclátor de Palma- es su apoyo al trasvase de los principios de la Corporación Catalana de Radio y Televisión a IB3. Sus puntos se explican solos: «Així els termes país, llengua, nació, nacional, govern o parlament sempre faran referència a Catalunya». No extraña que Antoni Martorell desprecie los datos sobre audiencia y hasta a la audiencia misma. «No estamos perdiendo audiencia, la estamos cambiando» dice, tan ufano. Lo que ignora es que está cambiando la audiencia tradicional mallorquina por la underground de unos pocos maulets desaforados. Es todo un logro.

Etiquetas:

3 Comments:

Blogger Horrach said...

Impresionante lo de Martorell: IB3 cambia su audiencia por... aire. A ver si a este lo tratan igual que a la Umbert los de Rock'n Press.

Sobre la audiencia de IB3, hay algo que me llama la atención, y es que el Diario de Mallorca le daba mucha caña por los bajos niveles en la época de Matas. Decían que eso demostraba que era un desastre. Y eso cuando llevaba poco tiempo en antena y eso pesa. Pero no lo consideraban. Sin embargo ahora, con más de dos años rodaje, y con la audiencia trasnmutada en aire, este tema desaparece del DM. Bonito, ¿no? Si la baja audiencia de antes significaba un fracaso, ¿qué decir de ahora, que ha bajado casi a la mitda? ¿Qué menos que calificarlo de 'hecatombe', verdad? Pues no, ahora resulta que lo de la audiencia ya no es un argumento serio para decidir si una tele es buena o mala. Imagino que la audiencia será a partir de ahora como lo de la nación, que ya dice ZP que es un concepto 'discutido y discutible'...

16 de octubre de 2007, 2:42  
Blogger Juan said...

Al fin, cayeron en la cuenta de que una tele de calidad es sólo para un élite ínfima -iba a escribir, infame- e ilustrada... Nada de audiencias masivas que el dinero es de todos, hombre;-)

Hablando de tv, hoy vi las contorsiones de Llamazares para no condenar a Castro. De Carod Rovira, mejor no comentar nada porque lo suyo es de juez y guardia.

17 de octubre de 2007, 1:49  
Blogger LUIS AMÉZAGA said...

Los tres tenores en tenemos una pregunta para ustedes. Pero, por favor, señor Carod, no nos pegue.

18 de octubre de 2007, 12:55  

Publicar un comentario

<< Home