LA TELARAÑA: efecto dominó

lunes, diciembre 3

efecto dominó

La Telaraña en El Mundo.



No sé si tanto pensar en castellano, hablar en catalán y escribir en inglés -o cualquier otra combinación que se les ocurra, porque las voy probando todas aleatoriamente- está cambiando para bien mi visión del mundo o la está emborronando aún más. Me temo lo peor, pero que no cunda el pánico. Las últimas encuestas sobre la educación de los jóvenes en Baleares son tan sombrías que, de momento, ya he decidido darme de baja de la Teoría de las Catástrofes y apuntarme a la del Efecto Dominó. Es más ilustrativa y pueril pero viene a decir lo mismo. Que sólo hace falta un leve empujón para que todo caiga por su propio peso.

Las encuestas alzan su voz estadística y sentencian que la mitad de nuestros jóvenes acaban el ESO siendo analfabetos funcionales. Tanto estudiar para “eso”, pensarán algunos. Tampoco parecen tenerle mucho aprecio a los títulos académicos que expide nuestra UIB y esto sí que me parece raro. Aunque sólo fuera por tropezarse una vez al año con Mari Pau Janer y otra con Biel Mesquida ya deberían sentirse motivados. Pues no. Nuestros jóvenes huyen de la UIB como anteriormente nosotros lo hicimos del hogar paterno. No parecen tan torpes esos jóvenes manejándose, como bólidos, por los difíciles atajos hacia una felicidad que siempre nos pareció un rumor lejano. Y no lo era.

Pasan, pues, cosas raras. De repente, Antich descubre la razón de estado y resucita el Consell Social de la Llengua Catalana. Bien hecho. Los comisarios político-lingüísticos tienen que tener una estructura diáfana, uniforme y espero que hasta con galones. Así las cosas estarán tan claras, aquí, como en los olimpos académicos donde han otorgado al admirable Juan Gelman el Premio Cervantes por el mismo motivo –del revés- que negó el Nobel a Jorge Luis Borges. Le dieron, sí, el Cervantes en 1979, pero ha llovido desde entonces y ahora no importa tanto la excelencia literaria como el deje político del que los jurados están más que infectos, mediatizados y abducidos. Como debe ser.

Etiquetas:

1 Comments:

Blogger LUIS AMÉZAGA said...

Esos estudiantes de la UIB cada vez se parecen más a los de la UPV. Vuelan.

3 de diciembre de 2007, 12:11  

Publicar un comentario

<< Home