LA TELARAÑA: la fatiga o recordando a Robbe-Grillet

jueves, febrero 21

la fatiga o recordando a Robbe-Grillet


En este punto, la voluntad y la inercia son lo mismo.

Sobre la mesa, talladas las aristas de un mástil abatido, hay en primer término un antiguo tintero vacío de cristal muy grueso, luego unas cajetillas de cartón reciclable, unos papeles arrugados repletos, aparentemente, de apuntes caligráficos y también, al fondo y casi oculto en la desembocadura de todas las sombras, algo indefinido -quizá un ascua o un sarpullido cárdeno- que brilla medio sepultado por la ceniza. También mis codos soportando dos triángulos similares: los brazos apoyados, abiertos como un abanico imaginario de sesenta grados; en un extremo la madera horizontal a modo de tangente, de obsesión por el perfil delimitador de los objetos, y en el otro, mi frente, sus arrugas de arena, su plano algo oblicuo pero muy próximo a la pantalla. Si cierro los ojos el dibujo se disuelve como en un inventario de objetos que nunca conseguiré enumerar ni poner en orden. Si los abro, la composición podría pasar por el boceto alquímico de algún puente colgante. Pero sólo si desecho el equilibrio arquitectónico de la maqueta, rompo los ángulos y pierdo todo punto de apoyo consigo alcanzar el teclado con las yemas de los dedos y garabatear estas líneas en el telar de la ideas.

A duras penas y en precario. Hasta que en el aire la gravedad me venza.

Etiquetas: ,

3 Comments:

Blogger Enriqueta said...

La hostia, macho.
Un abrazo muy fuerte pareja!

22 de febrero de 2008, 14:24  
Blogger Juan said...

Otro para ti:-)

22 de febrero de 2008, 16:21  
Blogger Raúl Ximénez said...

Sí,ahí tensando- en una arquitectura en la el Todo es mayor que la suma de las partes- esa doble potencia conjuntiva-disyuntiva, por la cual el constructo poético se constituye - y resiste- o por el contrario se colapsa - y derrumba-. Seguro que este texto geométrico hubiera gustado a Robbe-Grillet.

23 de febrero de 2008, 10:17  

Publicar un comentario

<< Home