LA TELARAÑA: La escatología del poder

sábado, abril 17

La escatología del poder

La respuesta al debate del sábado en El Mundo: ¿Está de acuerdo en que el PSIB vuelva a pactar con UM pese a los casos de corrupción que afectan a este partido?


. Creo que UM tenía que cambiarse de nombre, de moño y cresta, de perfil sociopolítico, de harapos, velos y túnicas, de credo nacionalista y tribal, de Dios, de marca de perfume, de diademas y alta pedrería, de cajas fuertes, de guantes blancos y hasta de logo en la billetera, pero eso era sólo el principio; le esperaba, también, una liposucción urgente y severa –más allá de la que le aplicará, a su debido tiempo, la Justicia- y una maratón de interminables sesiones en las manos firmes de los cazafantasmas, los parasicólogos, los médiums entre la realidad y las apariencias, los diseñadores de resultados electorales y toda una pléyade –bien pagada- de asesores varios. Pero si a una indigente y desahuciada como Bette Davis, de la mano del artesanal Frank Capra, le bastaron, unas pocas manzanas y la fe ciega de un gánster supersticioso para convocar a toda la alta sociedad neoyorkina a su alrededor y obrar, así, el milagro de toda una vida en un solo día, a UM le hará falta eso y algo más. Pero está en ello.

Eso es, exactamente, lo que parece opinar, y además sin ningún pudor, Josep Melià. Resulta que el poder –ese animal omnívoro- sigue en la diana borrascosa de su punto de mira, como en el de sus socios de hasta hace muy poco. Es lo normal. Uno se acostumbra a tragar con ruedas de molino y acaba con el gaznate como un embudo, como un socavón inmenso imposible de rellenar o como un agujero negro (en expansión) que todo lo absorbe sin más esfuerzo que saber tirar de la cadena en el momento oportuno y disimular, en lo posible, la posterior cara de alivio y satisfacción. Es fácil, aunque esa sonrisa tan antigua sea algo más que un paisaje, casi un mosaico universal: el único, en definitiva, capaz de explicar las declaraciones cómplices de Rosa María Alberdi y de Francesc Antich. La escatología política no necesita ideas, sólo intereses comunes.

Por eso me parece de fábula –esas composiciones literarias, ya se sabe, en que los personajes casi siempre son animales, que parecen humanos, pero que no lo son- que el PSIB-PSOE renueve sus votos de alianza ética y estética con UM, que se deje seducir por los cantos rodados de las sirenas, que el olor ácido y viscoso del maquillaje no les asfixie, que la vergüenza no enrojezca sus rostros. Es todo un ejemplo a seguir. Quizá una revelación, un avance del Apocalipsis o algo peor. Lo que hay que ver.

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger Juan said...

Juan Felicidades por el premio, Periflu Juan,

Vamos Juan para los amigos

17 de abril de 2010, 23:49  
Blogger Juan said...

Gracias, Juan;-)

18 de abril de 2010, 2:04  

Publicar un comentario

<< Home