LA TELARAÑA: el éxtasis

viernes, noviembre 7

el éxtasis



La Telaraña en El Mundo.


Con unos cincuenta y siete mil parados en las listas del INEM, la ciudad –o mejor, las islas al completo- asemejan una instantánea congelada, un lugar excéntrico y perplejo, algo así como un museo de cera al aire libre, un pálpito hipnótico, tenso, distante, inmóvil. Pero, sin embargo, todo se mueve. Salí el miércoles a las calles con el espejismo del optimismo a cuestas. No sé si echarle las culpas de mi estado anímico al haberme desayunado con los magníficos discursos de Obama y McCain –el espectáculo civilizado del patrioterismo en la victoria pero también en la derrota, la fe tribal en unos pocos tópicos y lugares comunes o no tan comunes y, en definitiva, el vértigo ante la imparable ascensión del hijo del azabache y la nieve- o, quizás, a algo mucho menos noticiable. En efecto. A veces conviene levantarse y mirar el mundo como si todo estuviera aún por nacer y pudiéramos mantener intacta la inocencia y hasta darles nombres nuevos a las cosas como si, de verdad, fueran nuevas y desconocidas y no –no todavía- viejas ni gastadas. O malgastadas, que es peor.

Con todo, el éxtasis no puede ser eterno. Nombrar el mundo –ordenar, de algún modo, su caos- requiere destriparlo con la fría precisión de un cirujano y la ardiente pasión de un místico y es ahí, en ese conflicto de temperaturas, donde es fácil extraviarse y confundir los síntomas con los diagnósticos, el remedio con el veneno, la absurda síntesis con las simples evidencias. O el culo con las témporas, que diría el clásico.

Así, a falta de otros planes económicos, de los presupuestos turísticos y las promociones privadas de Miquel Nadal, del rumor larvado en los juzgados y el trasiego de las alianzas parlamentarias, el Govern de Antich no sólo sigue adelante con el acoso lingüístico generalizado, sino que invierte en la obra completa de Pompeu Fabra. Fantástico. También Pere Joan Martorell alienta primicias en las colecciones Paraula de Poeta y Paraula de Narrador. Excelso. Ya no sé qué hacer con mi éxtasis.



****



Apuntes 10 no salió en Luke, pero sí en La Otra Telaraña. Pues eso.

PD. Estoy por dar un premio al primero que me honre con un comentario en ese blog. Es broma, o no...

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger Àngel Duarte Montserrat said...

"Whereof one cannot speak, thereof one must be silent"

L.W.

(por la transcripción adm)

7 de noviembre de 2008, 15:44  
Blogger Juan said...

;-)

Bueno, pero si hay un ¿filósofo? sobrevalorado es L.W.

Saludos
Juan

8 de noviembre de 2008, 12:09  

Publicar un comentario

<< Home