LA TELARAÑA: el guión y la trama

lunes, marzo 9

el guión y la trama

La Telaraña en El Mundo.



En la caverna las sombras se palpan, ciegas. Imposible distinguir más que los ojos en llamas del último aborigen, agazapado pero desafiante y solo. Muy solo. Comienza, entonces, el reproductor a volcar sus imágenes. No estoy hablando de Eastwood, grandioso, ni de Banderas, ridículo junto a Freeman. Hablo del cine según Carod-Rovira, del mismo cine al que, tras la usura de la SGAE, quieren ahora sumir en la paridad lingüística, un filón de escombros ideológicos, una mazmorra sin más luz que la de los acomodadores huérfanos en busca del público perdido. ¿Hay alguien ahí? Nadie.

También huérfano o de padre sin nombre, intenta ser Carod. En su blog –que cuenta con una televisión propia: Carod.tv.- asegura ser «hijo de padre aragonés y de María Rovira, de Cambrils». La fijación territorial llega al guión con que se adorna pues se trata de un homenaje al poeta mallorquín Rosselló-Pòrcel. Qué pequeño es el mundo y cuántos tópicos atesora. No sé cómo le caben. ¿Caben?

Aquí todo cabe. Y si no a la fuerza. ERC desembarcó en Mallorca con pocas, pero muy claras, ideas. Ocupar el máximo poder con el mínimo esfuerzo. Encontró el terreno abonado en todas partes, pero sobre todo en el Consell. No hay oposición -arqueológica o de bomberos- en la que Lladó no logre situar a los suyos. Así se hace país. Aleluya. Armengol. Albricias. Y no sigo con más interjecciones de júbilo, por no llegar a Antich.

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger LUIS AMÉZAGA said...

Todos los caminos llevan a Antich :)

11 de marzo de 2009, 12:12  
Blogger Juan said...

Insignificante lugar, pero bueno:-) Por cierto, donde andas ahora?

Saludos

11 de marzo de 2009, 18:30  

Publicar un comentario

<< Home