LA TELARAÑA: El sexo del lenguaje

lunes, mayo 10

El sexo del lenguaje

La Telaraña en El Mundo.



Abro el diario y lo extiendo sobre la mesa. Me acompañan un cigarrillo y un café humeantes –también el rumor adúltero de la calle y cierta somnolencia que intento retener conmigo hasta que huye y sé, entonces, que he perdido algo importante- mientras rebusco entre las páginas, sus líneas quebradas, sus fotografías mudas y su olor a tinta, algún atisbo de inteligencia, alguna paradoja o hecatombe que me alivie o sonroje, algún paraje donde pueda, luego, ahora, insertar mis comentarios, en el estrecho margen que va del estupor de los signos escritos al vértigo del vacío, más allá del papel y de mí mismo.

Un breve suelto retiene mi atención y eclipsa el rosario de cuentas pendientes con que la actualidad nos ofrece, a la vez, su frente y su perfil, no sé si con rigor picassiano o con lujuria cervantina. Tanto da. El caso es que el Consell ha aprobado unos cursos de lenguaje «no sexista» para sus funcionarios, rematados por una «Guía de Estilo» y un programa informático capaz de detectar los usos sexistas en la lengua escrita. Nada menos.

Ahora mismo empiezo a imaginar un lenguaje sin la intromisión colateral del sexo, un paraíso neutro de deseos y acometidas, una nube de austeridad donde la lascivia de los ángeles repose en sus liras y se esconda en ellas. Ya oigo su música. En efecto. Sí. En cuanto me recupere del éxtasis que se me viene encima, vuelvo. O prometo intentarlo, al menos.

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger J.Alejandro Planas Fluxá said...

está muy bien, me suenas :)

13 de mayo de 2010, 23:02  
Blogger Juan said...

Tú sí que me suenas a mí;-PPPP

13 de mayo de 2010, 23:51  

Publicar un comentario

<< Home