LA TELARAÑA: Tocando el fondo

lunes, octubre 1

Tocando el fondo


La Telaraña en El Mundo.
 
 
 Mientras recorría Palma, con el aire gris de una tormenta en ciernes, alrededor y adentro, me vinieron a la memoria los recurrentes versos de una vieja canción que ya creía haber olvidado. Dice así: «Cuando ya nada se espera personalmente exaltante, más se palpita y se sigue más acá de la consciencia, fieramente existiendo, ciegamente afirmando, como un pulso que golpea las tinieblas… Cuando se miran de frente los vertiginosos ojos claros de la muerte, se dicen las verdades; las bárbaras, terribles, amorosas crueldades… Poesía para el pobre, poesía necesaria como el pan de cada día, como el aire que exigimos trece veces por minuto para ser y, en tanto somos, dar un sí que glorifica».
 Y después, el estribillo. «Porque vivimos a golpes, porque apenas si nos dejan decir que somos quien somos, nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno. Estamos tocando el fondo».
 Se trata, como muchos de ustedes habrán reconocido, de fragmentos de un poema de Gabriel Celaya. Pueden leerlo íntegro en su libro Cantos Íberos (1955) o escucharlo, a medias, en la voz ronca de Paco Ibáñez, cuando el cantautor valenciano (y vasco) aún era español; es decir, cuando vivía en el exilio. Ahora es otra cosa. Con todo, la única música que les hace justicia a esos versos tullidos es, por desgracia, la actualidad. En efecto. Estamos tocando fondo.
 

 

Etiquetas:

2 Comments:

OpenID certeza said...

Pero aún hay esperanza, o al menos eso quiero creer. No creo en los 25S ni en sus anteriores, pero sé que son el principio de algo, y a algo hay que aferrarse.

3 de octubre de 2012, 18:00  
Blogger Juan said...

Sí, siempre hay algo a lo que agarrarse... Saludos!!!

4 de octubre de 2012, 12:27  

Publicar un comentario

<< Home